Con repotenciación de áreas e incremento de atenciones, HTMC concluye proceso de intervención

Guayaquil, 26 de junio del 2021.

El Hospital de Especialidades Teodoro Maldonado Carbo del IESS culminó el proceso de intervención, iniciado en enero de 2021. Durante estos cinco meses, esta casa de salud repotenció las unidades médicas con la dotación de nuevos y modernos espacios de trabajo para garantizar la bioseguridad de los pacientes. 

En tan solo 151 días, esta administración superó las cifras en atención de salud correspondientes al 2020, logró realizar más de 6.250 cirugías, 38.600 atenciones de emergencia y 159.866 asistencias por consulta externa. 

En ese lapso se priorizó el fortalecimiento de áreas como: Farmacia, Bodega Central, Diálisis, Emergencia, Consulta Externa Norte, Estomatología, Gastroenterología, Oftalmología, Cardiotorácica, Unidad de Diálisis, Centro Quirúrgico, Sala de Quimioterapia, Radioterapia, Áreas Críticas y Central de Ambulancias, que se encontraban en estado de abandono y, así garantizar la atención oportuna a más de 100 mil asegurados del IESS. 

“Pensamos en nuestros usuarios internos y externos, al dotar de medicamentos e insumos necesarios para brindar una atención sanitaria oportuna y eficiente. Esto nos ha permitido duplicar las cifras en procedimientos quirúrgicos, logrando alcanzar un promedio de 1.250 cirugías mensuales. Todavía queda mucho por hacer en pro del bienestar de los asegurados”, expresó Danilo Calderón, gerente general del HTMC. 

Además, se priorizó la atención humanizada a través de actividades lúdicas y de integración, logrando disminuir el nivel de insatisfacción de los usuarios internos y externos, generando grandes beneficios para nuestros asegurados. Conformación de clubes de pacientes, implementación de tecnología y un buzón de cartas para mejorar la relación paciente-familiar y médico-paciente, albergue climatizado para la estancia de los parientes de enfermos de otras provincias, campañas internas para la mejora del clima laboral, entre otras, son las estrategias que se incorporaron durante la intervención. 

“Tengo que reconocer el trabajo de los médicos y de todos quienes me han atendido aquí, yo sí recomiendo a los jubilados, como yo y a los afiliados que vengan. A mí me sorprendieron, no pensé que estuvieran tan modernizados, pero lo están; gracias a Dios y a los doctores, hoy mi vida es mejor”, expresó D. Reyes, paciente de la Unidad Técnica de Oftalmología.

Gracias al mantenimiento del sistema de climatización, esta unidad médica incrementó no solo los procedimientos quirúrgicos, sino, también reactivó el programa de Cirugía Cardiotorácica, tras dos años de inoperatividad. 

En este periodo, esta casa asistencial ha salvado la vida de 16 pacientes que fueron diagnosticados con enfermedades de alta complejidad y 10 de baja complejidad que requerían de manera urgente una intervención a corazón abierto para la reparación de los músculos, válvulas o las arterias que conectan al corazón. Actualmente, esta unidad médica de tercer nivel de complejidad y referente, a nivel regional, continúa generando estrategias permanentes para alcanzar estándares de calidad en la atención sanitaria que se les brinda a los asegurados del IESS.