Personal médico de primera línea y familiares de pacientes con COVID-19, reciben un ‘sonado’ tributo en el HTMC

Guayaquil, 03 de abril del 2021.

Con la entonación de las notas musicales de “Guayaquil de mis amores”, la banda instrumental de la Policía Nacional, en coordinación con el Hospital de Especialidades Teodoro Maldonado Carbo (HTMC), sorprendieron a los profesionales de la salud de primera línea y a los familiares de los pacientes ingresados por COVID-19.

Al ritmo de trompetas, trombones, saxofones, bombos y timbales, alrededor de 20 uniformados rindieron un reconocido y ‘sonado’ homenaje a médicos, enfermeras, auxiliares de enfermería, paramédicos, terapistas respiratorios y demás personal de apoyo, que continúan brindando todo su contingente en pro de salvar más vidas.

De igual manera, se reconoció la lucha de los padres, madres, hijos y familiares en general, quienes día a día acuden a esta casa asistencial a la espera de encontrar noticias alentadoras sobre la condición de salud de sus pacientes.

El coordinador de la Policía Comunitaria de la Zona 8, Robinsson Sánchez, instó a los presentes a no dejarse doblegar por esta enfermedad. “Todos ustedes son luchadores. Sigan así, enfrentando con fe y valentía esta dura realidad que nos tocó vivir. Desde la Policía Nacional, reciban de todo corazón este merecido reconocimiento”, expresó.

Por su parte, Danilo Calderón, gerente general del HTMC, destacó el esfuerzo y compromiso de todo el personal sanitario. “Ya ha transcurrido más de un año desde que inició la pandemia por COVID-19 y muchos de los presentes, me incluyo, hemos tenido que separarnos de nuestras familias. Ha sido un año de aprendizaje, de salvar vidas. Ustedes, héroes anónimos, no están aquí por los aplausos, están aquí por su vocación de servicio. Gracias por todo”.

Asímismo, extendió un mensaje de aliento a todos los familiares de los pacientes COVID-19. “En el HTMC hay personas que no solamente están aquí para curarlos, sino también para darles la mano y decirles estamos con ustedes, porque lo que más nos sobra es corazón”.

Florinda M. es una de las familiares que presenció este tributo y mencionó que “es un detalle muy bonito porque apacigua nuestro dolor y nos alienta a seguir adelante con la fe en Dios. Yo tengo a 2 familiares aquí, es decir, es un golpe doble, pero me siento acompañada”.

Desde que inició la emergencia sanitaria por COVID-19, el HTMC ha logrado dar el alta hospitalaria a 1.004 pacientes confirmados con esta enfermedad y ha brindado asistencia integral a 9.775 pacientes con sintomatología respiratoria.