Al mes, más de 350 pacientes se benefician del programa de control de anticoagulación

Guayaquil, 30 de septiembre del 2020

La unidad de Cardiología del Hospital de Especialidades Teodoro Maldonado Carbo del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, cuenta con el Programa de Control de Anticoagulación Oral.

Esta iniciativa fue implementada hace aproximadamente tres años, para llevar un control estricto a pacientes medicados con anticoagulantes (fármacos que impiden la coagulación de la sangre); es un tratamiento clínico de alta efectividad, en personas diagnosticadas con trombosis o afecciones cardíacas.

Mensualmente, entre 350 a 400 asegurados de varias especialidades se benefician del programa, entre ellos quienes tuvieron una cirugía para reparar o sustituir la válvula del corazón; fibrilación auricular (frecuencia cardíaca acelerada e irregular que puede aumentar el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular y trombo embolismo venoso (afección en la que se forma un coágulo de sangre en la parte inferior de piernas, muslos, pelvis o brazos).

Con este programa se ha logrado disminuir posibles complicaciones por trombos o coágulos alojados en venas o arterias en un 90%, indicó Diana Peralta, responsable del Programa de Control de Anticoagulación.

Los pacientes son controlados cada 21 días, en caso de presentar alteraciones, se contacta al especialista para posibles ingresos hospitalarios, para evaluación y tratamiento, con el propósito de garantizar y evitar complicaciones en la salud.

Blanca S., jubilada de 65 años, manifestó: “Yo tenía un taponamiento de la válvula mitral, por lo que me dio un infarto cerebrovascular, contar con un hospital que atienda esta enfermedad tan costosa, es un milagro, estoy agradecida con el servicio médico; tengan confianza en el seguro social”.

Finalmente, en conmemoración al Día Mundial del Corazón, celebrado los 29 de septiembre de cada año, los internos rotativos de medicina, brindaron charlas a los asegurados en las salas de espera, a fin de sensibilizar y promover medidas preventivas que disminuyan las enfermedades cardiovasculares, que son la principal causa de muerte en el mundo